#1 👋 ¡Hola mundo!

3 minutos de lectura

Para aquellos que no os interesa la programación, quizás el título de esta newsletter no significa nada. Para los demás puede tener muchos significados, desde sus comienzos en la programación hasta la declaración de intenciones que supone ese primer proyecto.

Quizás no lo sepas, pero realmente soy programador. Quizás no de los mejores, ni de los mas pacientes, pero si de los más curiosos. He probado a programar para casi cualquier cosa, incluso para la Game Boy original de 1989.

Un actor mal pagado escribe asdashhre mkasdiomjnn como si significase algo.

El Hola mundo (o en inglés Hello world) suele ser el primer programa que creas cuando te inicias en el mundillo de la programación. Su misión es sencilla, mostrar el texto “Hola mundo” por pantalla. Simple, ¿verdad?

En realidad, detrás de esas dos palabras hay mucha historia, la de alguien que ha mostrado interésinvestigado y aprendido como hacer que una máquina haga o muestre lo que él desea.

Para que os hagáis a la idea, cuando los hackers meten mano a un gadget tecnológico como puede ser una PlayStation, lo primero que hacen es mostrar un “Hello world”.

Esta imagen hizo temblar a Sony y felices a muchos geeks.

Como podéis suponer detrás de esas dos palabras se encuentran cientos o miles de horas de trabajo de un grupo de personas que han conseguido entender cómo funciona un sistema sin tener ningún tipo de documentación, saltarse sus sistemas de seguridad y escribir ese texto por pantalla.

En el mundo de la construcción se le llama â€œponer la primera piedra”, y es una ceremonia en la que se da la bienvenida a los invitados, se les hace sentir importantes (normalmente tras gastarse miles de euros en un piso nuevos) y se les invita a un vino barato de tetrabrik para reducir costes.

Señores de traje haciendo como que trabajan, parecido al programador de antes.

Este es mi Hola mundo, la primera piedra de las muchas que espero que recibas en tu correo y en las que en encontrarás muchos años de errores, fallos, decepciones, batacazos e inversiones fallidas para que ahorres tiempo y ganes dinero.

Como lo oyes, todos la hemos cagado alguna vez en la vida, y yo la he cagado muchas. Por eso en la siguiente newsletter te explicare, detalladamente y con todo lujo de detalles, por qué soy un fraude.

Posdata

Si has llegado hasta aquí, GRACIAS, porque te has suscrito sin saber nada antes y has depositado tu confianza en mí para spamearte el correo cada semana.

Viendo el interés de la gente en Twitter y lo rápido que hemos llegado a 100 suscriptores, he decidido hacer algún envío antes de meternos de lleno en el mundo de las apps para ir cogiendo soltura y que podáis darme feedback acerca de la redacción, patadas al diccionario, si es demasiado tocho, etc… Podéis poneros en contacto conmigo a través de email, Twitter, o gritando por la ventana, aunque con esta última no os quejéis si no contesto.

Deja un comentario